Arquitectura Moderna

La máquina de habitar

Le Corbusier y las casas Citrohan

Las casas Citrohän representan el primer ensayo importante de Le Corbusier sobre una vivienda en serie que puede construirse a partir de elementos estandarizados. Intenta direccionar la arquitectura hacia ese rumbo, con un criterio práctico y racional, convencido que el avance de la industrialización puede ser el vehículo para satisfacer gran parte de las necesidades del hombre.

Durante la segunda década del siglo XX, le Corbusier fue forjando su idea de vivienda en serie, idea que comienza a moldear en 1914 cuando desarrolla con la ayuda de Max Dubois, el sistema estructural estandarizado dom-ino, se afirma en su posterior viaje a Alemania, donde toma contacto con la actividad de las grandes industrias, y se impulsa, cuando en 1919, ya instalado en Paris, André Citroën monta su fábrica para producir autos en serie. A partir de entonces, imagina una vivienda producida como un automóvil, al que alude el nombre de la casa en un ingenioso juego de palabras.

Pensada para ser construida en cualquier país, el prototipo Citrohän es una revisión de los conceptos de la casas Dom- Ino  posterior a las experiencias recogidas en su actividad pictórica junto a Ozenfant. En este proyecto germinal, Le Corbusier pone en práctica un catálogo de ideas fundadas en las influencias recogidas durante sus años de formación:

  • la adopción de formas simples que hagan perdurar los valores estéticos por encima del tiempo.
  • Los conceptos expresados en el manifiesto de purismo en favor de la precisión y el orden matemático.
  • La adopción de formas sin adornos promulgada años atrás por Adolf Loos.
  • Las formas cúbicas de las viviendas de la costa del mar Mediterráneo.
  • Las cubiertas planas de la “Cite Industrielle” de Tony Garnier.
  • Las grandes superficies acristaladas de los edificios Parisinos de principios de siglo.
  • La idea del modelo de celda del Monasterio de Ema visitado en 1907, que llevan a Le Corbusier a decir: “Lo aplicaría admirablemente a las casas obreras”

Este compendio de influencias es puesto en práctica desde el primer prototipo de casa Citrohan elaborado en 1920, donde aplica por primera vez un recurso de diseño que se transformará en una constante en prácticamente todos sus proyectos de vivienda: el uso de la doble altura en las áreas sociales de la casa “que facilita todo un mecanismo arquitectónico que puede corresponder a la organización de la vivienda humana”.(1)

Ese mecanismo descrito por Le Corbusier confiere al espacio social de la vivienda un gran dinamismo visual, le permite simplificar las fuentes de iluminación natural y generar un espacio articulador o producir la “dimensión inesperada” que ensaya con éxito en sus casas en serie para artesanos de 1924.

©Marcelo Gardinetti, 2012

ENLACE ARTICULO COMPLETO azul

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s